Las trabajadoras de este bar te ayudan si tu cita de Tinder está siendo chunga

Una de las preguntas recurrentes (bueno, vale, a mí por lo menos se me plantea habitualmente) es… ¿cómo ayudar a alguien que está en una situación complicada en un espacio (más o menos) público?

Ya sabes: parece que su novio le está levantando la voz pero no está claro, parece que está incómoda pero no lo puedes confirmar, parece que ese tío le está dando la brasa pero ella está sonriendo y es imposible saber si lo hace por cortesía desesperada o porque realmente se siente a gusto… ese tipo de situaciones.

Una de las respuestas a esta pregunta es, básicamente, ponérselo fácil. Ponérselo fácil a la persona que puede estar viviendo una situación incómoda para que tome una decisión sabiendo que no está sola en el bar, sabiendo que si necesita ayuda la va a tener, sabiendo que puede sentirse segura y acompañada.

¿Cómo es posible conseguir esto? ¿Cómo podemos hacer que alguien sienta que lo tiene fácil para salir de una situación incómoda sin resultar entrometidos? El post de hoy trae un ejemplo representativo de esto.

Me lo pasó Bruno Louviers por privado el otro día. Básicamente, en un bar de Reino Unido han colgado un cartel, en el baño de mujeres, que dice así (traducción libre, proceda con precaución):

¿Tu cita de Tinder va muy malamente?

¿No se parece a su foto, o simplemente está siendo raro?

Si estás en medio de una cita y la cosa no está yendo bien, acércate a la barra y pregunta por Rachelle o Jennifer. Te ayudaremos a salir de esta y/o te pediremos un taxi.

Tu seguridad y felicidad son nuestra prioridad.

Si alguien te está molestando o te está haciendo sentir incómoda, por favor, dínoslo. Te los quitaremos de encima discretamente y si es necesario les pediremos que se marchen.

Este es un bar seguro y divertido. Queremos que te lo pases bien cuando estés aquí. Habla con nosotras y lo solucionaremos 🙂

bartinder

Foto: Indy100.

El razonamiento es obvio: en lugar de tomarse la justicia por su mano, Rachelle y Jennifer se lo ponen en bandeja para que cuando alguien necesite ayuda para hacer una bomba de humo lo pueda hacer con la seguridad de que hay un apoyo en el bar, la seguridad de que alguien está ahí, preparada para echar un cable cuando sea necesario. ¿El tío de Tinder puso la foto de su primo de Zumosol y te has encontrado con el percal sin saberlo? ¿Está comportándose de una forma sospechosa, hablando de que todas sus exnovias estaban locas o de que tiene una orden de alejamiento de una de ellas que obviamente es una denuncia falsa? Bueno, si estás en este bar tienes la seguridad de que allí te pueden ayudar a salir por patas.

Si tienes un bar, ¿has pensado en hacer algo como esto? Un cartel en el baño, que no esté a la vista de todo el mundo, puede ayudar a convertir una mala experiencia de la que alguien no sabe cómo salir una simple anécdota (y una recomendación para que vayan a tomar el café con sus ligues de OkCupid ahí).

Si todavía quieres más, puedes seguir la cuenta de Twitter de Antiseductor, puedes darle a “me gusta” en la página de Facebook de Antiseductor o dejar preguntas en el Ask de Antiseductor.

 

Deja un comentario